Saltar al contenido

Los 10 mejores ralladores eléctricos de queso y pan

Para rallar queso sobre pasta o hacer pan rallado para sus recetas, aquí están los mejores ralladores eléctricos para comprar.

El rallador eléctrico es un accesorio útil e indispensable para acelerar el funcionamiento de rallado y picado de alimentos de cualquier tipo.

Los ralladores eléctricos también están diseñados no solo para ayudar en el trabajo en la cocina, sino también para facilitar los procedimientos de limpieza y mantenimiento del instrumento.

De hecho, la limpieza es un aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir tu rallador eléctrico.

Los modelos más simples suelen tener un solo rodillo extraíble , mientras que los modelos más profesionales y sofisticados están equipados con componentes que se pueden quitar y lavar a mano pero también en el lavavajillas.

En general, es recomendable lavar el rallador antes de guardarlo, de esta forma evitarás la aparición de posibles mohos o un deterioro de los dientes por oclusiones por presencia de restos de comida.

 

Los mejores ralladores eléctricos para comprar

En función de las diferentes necesidades de uso, hemos elaborado nuestro ranking de los diez mejores ralladores del mercado en un rango de precios entre 30 € y 180 €. A continuación se muestran los mejores ralladores eléctricos seleccionados por su relación calidad-precio, con características técnicas y precios relativos.


# 1

Aries Gratì Superior 449

Aries Gratì Superior 449

 

El mejor rallador profesional

  • Rallador eléctrico profesional
  • Cuerpo de aluminio fundido a presión, motor de inducción potente pero silencioso
  • Tolva de metal
  • Rodillo dentado en acero inoxidable
  • Estructura robusta y estable
  • Equipado con una bandeja de plástico con una tapa que ahorra frescura.
  • Rallar no solo quesos sino también otros ingredientes (frutos secos, chocolate, pan seco)
  • Ideal para preparar los ingredientes necesarios para trabajos de repostería
  • Equipado con un cepillo para facilitar la limpieza.
  • Completamente extraíble y lavable

 

El Ariete Gratì Superior 449 es en nuestra opinión el mejor para aquellos que buscan un rallador eléctrico profesional rápido y de alto rendimiento. Este aparato está equipado con un cuerpo de acero fundido a presión y un potente motor silencioso que garantiza un alto rendimiento. El rodillo dentado le permite rallar fácil y cómodamente no solo queso, tanto condimentado como fresco, sino también frutos secos y chocolate, para ayudar a preparar postres para pasteles pequeños. El rallador también está equipado con una práctica bandeja transparente que se puede desmontar fácilmente y guardar en el frigorífico.


# 2

RGV Maxi Vip 8 G / S

RGV Maxi Vip 8 G / S

 

  • Rallador eléctrico profesional
  • Tolva de metal
  • Estructura robusta y estable
  • Rodillo dentado en acero inoxidable
  • Equipado con lavabo de acero inoxidable
  • Rallar no solo quesos sino también otros ingredientes (frutos secos, chocolate, pan seco)
  • Extraíble y lavable
  • Sistema de seguridad para evitar operaciones accidentales.
  • Panel de botones intuitivo
  • Microinterruptor de seguridad


# 3

Imetec GR1 1000

Imetec GR1 1000

 

  • Rallador eléctrico de gran robustez
  • Rodillo dentado en acero inoxidable
  • Tolva de aluminio fundido a presión
  • Interruptor de encendido y apagado
  • Recipiente de queso extraíble con tapa que ahorra frescura
  • Rallar no solo quesos sino también otros ingredientes (pan seco)
  • Sistema de seguridad
  • Fácil de limpiar
  • Componentes fácilmente extraíbles y aptos para lavavajillas


# 4

Rallador de lirón

Rallador de lirón

 

  • Rallador eléctrico
  • Motor de 300 W que ofrece potencia y fiabilidad.
  • Tolva de aluminio fundido a presión
  • Compacto y fácil de limpiar.
  • Rodillo dentado en acero inoxidable
  • Equipado con un pequeño recipiente extraíble.
  • Práctica asa de transporte con botón de encendido / apagado
  • Ventosas para garantizar la estabilidad durante el uso.
  • Fácilmente lavable
  • Ideal para uso doméstico y no continuo


# 5

Moulinex DJ755G Fresh Express +

Moulinex DJ755G Fresh Express +

 

El más versátil de la gama media

  • Picadora multifunción
  • Gran apertura de 47 mm
  • Equipado con 5 accesorios de colores.
  • Cada ingrediente cortado cae en el plato
  • Sistema de entrega directa mejorado
  • Diferentes cortes disponibles
  • También se puede utilizar para cortar diferentes tipos de verduras.
  • Hay disponibles tres tamaños diferentes de queso rallado
  • Aptas para el lavavajillas
  • Caja de cable

El  Moulinex DJ755G Fresh Express + se  encuentra entre los mejores productos de gama media, un auténtico  picador capaz de dar respuesta a las más variadas necesidades. Equipado con una potencia de 150W, este dispositivo permite elegir entre 5 accesorios diferentes (rallador de parmesano, rallador fino, rallador grueso, rebanador fino, corte ondulado). Los componentes son fácilmente extraíbles y aptos para lavavajillas. Con este rallador podrás darte un capricho con frutas frescas y deshidratadas, verduras, queso, chocolate y pan seco.


# 6

Moulinex DPA141 La Moulinette

Moulinex DPA141 La Moulinette

 

El mejor rallador calidad / precio

  • Picadora eléctrica
  • 1000 W de potencia
  • Alta estabilidad
  • Cuchillas de acero inoxidable
  • Operación presionando la tapa
  • Recipiente transparente para ver el contenido
  • Se puede utilizar para preparar salsas.
  • Versátil para cortar diferentes productos (cebollas, ajos, frutos secos, verduras …)
  • Fácil de lavar
  • Compartimento de cables

Por relación calidad precio, el mejor rallador es el Moulinex DPA141 La Moulinette , con funcionamiento ligado a la presión de la tapa y dotado de un bol transparente que te permite tener bajo control el producto que estás rallando, una potencia de 1000W, alto rendimiento. y gran estabilidad.


# 7

Aries 1791 Saladino

Aries 1791 Saladino

 

  • Picadora eléctrica
  • Potencia de 150W
  • Cortador de verduras práctico y funcional
  • Se pueden obtener diferentes cortes (juliana, rebanada ondulada, rebanada suave)
  • Fácil de usar
  • Ideal para rallar diferentes tipos de queso
  • Ideal para cortar verduras en rodajas
  • Cada ingrediente cortado cae en el plato
  • 5 rodillos de acero inoxidable extraíbles
  • Fácil de desmontar y limpiar.


# 8

Aries 44 Gratì Metal

Aries 44 Gratì Metal

 

  • Rallador eléctrico recargable
  • Estructura en metal blanco y cromado
  • Se suministran 2 rodillos dentados, en acero inoxidable
  • 1 rodillo con agujeros grandes, 1 rodillo con agujeros pequeños
  • Rodillos aptos para lavavajillas
  • Ideal para rallar diferentes tipos de quesos y también otros productos (frutos secos, pan seco, chocolate)
  • Mango practico
  • Le permite rallar directamente sobre el plato
  • Tiempo de carga: 15 horas.
  • Intuitivo y fácil de usar


# 9

Ariete 457 Gratì Impermeable

Ariete 457 Gratì Impermeable

 

Lavable con agua corriente

  • Rallador eléctrico recargable
  • Lavable con agua corriente (tecnología impermeable)
  • No es necesario desmontarlo para lavarlo.
  • Batería de larga autonomía
  • Se suministran 2 rodillos dentados, en acero inoxidable
  • 1 rodillo para rallar, 1 rodillo para obtener copos
  • Ideal para rallar diferentes tipos de quesos, frutos secos, pan seco, chocolate, etc.
  • Mango practico
  • Ligero y fácil de manejar
  • Conservar en la nevera después de cada uso.


# 10

Aries Gratì 2.0 447

Aries Gratì 2.0

 

El mejor rallador de mesa eléctrico.

  • Rallador eléctrico recargable
  • Sin cables que puedan dificultar su uso
  • Batería de larga autonomía
  • Fácil de usar
  • 1 rodillo incluido
  • Ideal para rallar diferentes tipos de quesos y también otros productos (frutos secos, pan seco, chocolate)
  • Conveniente para dosificar la porción directamente en el plato
  • Base de carga vertical que ahorra espacio
  • Se puede desmontar y lavar fácilmente.
  • Led que indica el estado de carga

 

El Aries Gratì 2.0 es la mejor mesa ralladora eléctrica, se puede utilizar directamente sobre el plato y está equipada con una batería recargable que asegura una autonomía de hasta 1 kg de queso rallado. El rallador está equipado con un rodillo de acero inoxidable extraíble y fácilmente lavable. Con este aparato, los platos dulces y salados adquirirán un sabor absolutamente inconfundible.


Cómo elegir un rallador eléctrico: tipos y características.

Es fundamental saber qué características tener en cuenta en el momento de la compra para poder asegurar el producto que mejor se adapta a tus necesidades.

En particular, en lo que respecta al rallador eléctrico, no solo se deben tener en cuenta sus funciones , que son fundamentales para la versatilidad del producto, sino también su tamaño y su potencia , que son determinantes para la cantidad y tipo de alimento que se puede consumir. ser rallado.

 

Estructura y dimensiones

Los ralladores eléctricos se dividen en dos tipos principales:

  • rallador profesional para ofrecer un alto rendimiento, incluso si sus dimensiones son mucho más voluminosas (35 x 30 x 30 cm);
  • Rallador doméstico para satisfacer las necesidades estándar, con dimensiones reducidas que permiten guardarlo cómodamente en la repisa de la cocina (desde 20 x 10 x 9cm hasta 26 x 16 x 11cm).

También existen en el mercado ralladores extremadamente pequeños que se pueden utilizar con una mano, para ponerlos en funcionamiento directamente sobre el plato y para colocarlos cómodamente en el cajón, junto con la cubertería.

Estos modelos son especialmente adecuados para quienes buscan una herramienta fácil de usar, con funciones mínimas, capaz de reducir el queso y el pan seco en hojuelas, pero también frutos secos y sabores deshidratados. Por lo general, estos ralladores tienen una longitud de entre 16 y 20 cm y un ancho de aproximadamente 7-8 cm.

Dependiendo del tipo de rallador, la estructura y los componentes con los que está equipado también varían; El rallador eléctrico manual, al estar diseñado para ser utilizado directamente sobre la mesa, tiene un diseño refinado y refinado y consta de un solo cuerpo generalmente equipado con un práctico rodillo extraíble.

 

Componentes y materiales

En el caso de los ralladores eléctricos domésticos, los componentes son más numerosos: además del cuerpo de la máquina hay un cuenco para recoger el producto rallado y, la mayoría de las veces, también se suministra una bandeja adicional para almacenar alimentos.

En cuanto a los ralladores profesionales, sin embargo, la estructura principal está hecha de acero inoxidable resistente y los componentes están mecanizados y terminados para proporcionar un alto rendimiento y una larga vida útil.

 

Peso y estabilidad

El peso del producto está íntimamente relacionado con el diseño y la funcionalidad, y también puede variar considerablemente: un modelo manual puede pesar solo 600-700 gr mientras que los más profesionales pueden llegar incluso a los 10 kg de peso.

El factor peso es muy importante no solo por la facilidad de uso del producto, sino también a la hora de limpiarlo.

Hay que tener en cuenta que si buscas un producto que satisfaga las necesidades básicas y que además pueda ser versátil, un rallador demasiado ligero puede no tener la resistencia y durabilidad necesarias.

Un cuerpo de máquina sólido y estructurado le permite montar accesorios útiles que le permiten realizar numerosas funciones como picar, triturar y rallar.

En cuanto a los ralladores profesionales, decididamente muy pesados, sería recomendable evaluar la posición más adecuada antes de comprarlos para preparar ya el lugar donde se colocarán y utilizarán.

Su estructura y peso no permitirán desplazarse, por lo que es recomendable buscar un puesto de trabajo que lo haga utilizable y que se adapte a nuestras necesidades.

Actualmente en el mercado también existen modelos híbridos que tienen una estructura muy similar a los ralladores profesionales pero que se diferencian de estos por funciones y rendimiento.

 

Suministro

Las dos características técnicas de la fuente de alimentación y la potencia son otros dos factores que afectan la calidad y los aspectos funcionales de nuestro aparato.

Un rallador manual generalmente no es muy potente y generalmente funciona con baterías para que sea cómodo y funcional de usar (generalmente 1500 A / h). Los mejores modelos tienen batería recargable; en estos casos es recomendable consultar la ficha técnica del producto para conocer los tiempos de recarga y autonomía.

El rallador doméstico , como el profesional, que proporciona un mayor rendimiento y asegura un uso cada vez más prolongado en el tiempo, requiere una fuente de alimentación continua y, por lo tanto, debe estar conectado a la red eléctrica .

Para este tipo de modelo es necesario prestar atención a la longitud del cable y al consumo del producto para no arriesgarse a encontrar desagradables sorpresas en la factura.

 

Potencia y consumo

La potencia es un factor decisivo para el rendimiento y especialmente para los alimentos que se podrán picar.

Si queremos rallar quesos muy añejos, pan seco, fruta deshidratada u otros alimentos especialmente sólidos, se requiere un producto de alto poder.

Si, por el contrario, buscamos un rallador que satisfaga las necesidades básicas pero que sea extremadamente manejable, entonces bastará con un producto a batería.

Los consumos están estrechamente ligados a la potencia del rallador, que puede variar, incluso significativamente, según el tipo de modelo: los productos más pequeños y esenciales tienen una potencia de 10W mientras que los ralladores más complejos también pueden alcanzar la potencia 500-600W.

Tenga en cuenta que en el caso de los ralladores de baterías , la potencia se identificará en función del voltaje de las baterías.

 

Funcionalidad

Al elegir el rallador que mejor se adapte a nuestras necesidades, es muy importante evaluar las funciones con las que está equipado el producto. Actualmente en el mercado existen modelos que son capaces no solo de rallar sino también de triturar o cortar en formas muy diferentes.

En el caso de un rallador manual, por ejemplo, es importante evaluar la presencia de una ranura de distribución, presente debajo del cilindro rallador, útil para recoger el alimento rallado, evitando así esparcirlo por la mesa.

Otra característica muy funcional a tener en cuenta para este tipo de aparato es la presencia de un rodillo extraíble; de esta forma será más fácil limpiar las cuchillas y garantizar un rendimiento constante en el tiempo.

En lo que respecta al rallador casero, hay que tener en cuenta las opciones con las que está equipado; Un factor sumamente útil es sin duda el variador de velocidad, de esta forma será posible adaptar el producto según la solidez del alimento.

 

Función de pulso (pulsos)

En algunos productos existe una función adicional, denominada ‘ pulso ‘, con la que es posible dar pulsos cortos y rápidos que permiten que las palas se liberen de los restos de comida residual. De esta forma será posible limpiar nuestro aparato de forma más fácil y cómoda.

 

Limpieza

En general es recomendable tener en cuenta la facilidad con la que es posible desmontar y montar nuestro electrodoméstico, de esta forma será posible eliminar con mayor facilidad los restos de comida y la suciedad del rallador.

En el caso de los ralladores profesionales, es aún más importante poder alcanzar con seguridad los diversos engranajes y componentes que lo componen para garantizar un alto rendimiento constante.

 

Seguridad

Una función a tener en cuenta en el momento de nuestro rallador eléctrico es el sistema de seguridad : este evitará que sus dedos entren en contacto con el equipo mientras está en funcionamiento.

En los modelos más profesionales de ralladores también existe un sistema de apagado automático que evita el sobrecalentamiento excesivo del producto o detiene el funcionamiento en caso de peligro.

 

Accesorios

Incluso los accesorios son un factor que puede hacer que el dispositivo bien adaptado a las diferentes necesidades diarias sea más versátil y funcional.

También en este caso existen importantes diferencias entre los distintos tipos de ralladores eléctricos, fundamentalmente debido al tamaño del aparato y su potencia.

En los modelos más básicos hay uno o dos rodillos con diferentes dientes para obtener cortes diversificados ; los ralladores más sofisticados, en cambio, permiten tener varias cuchillas de repuesto o utilizar el cuerpo de la máquina como un verdadero aparato multifuncional capaz de picar y desmenuzar incluso la carne.

El accesorio más importante en un rallador eléctrico es sin duda el rodillo dentado , elemento con el que se pueden rallar quesos y otros alimentos. Por lo general, el instrumento está hecho de acero inoxidable y esto garantiza un alto rendimiento y facilidad de limpieza.

En los modelos más versátiles, incluso este sencillo accesorio se puede equipar con diferentes dientes que le permite rallar la comida según sus preferencias y con la consistencia deseada.

Algunos modelos permiten reemplazar no solo diferentes tipos de rodillos dentados sino también diferentes tipos de cuchillas , de esta forma también será posible picar frutas y verduras con diferentes cortes.

Para comer calabacines en juliana, rebanar pepinos o tomates en rodajas finas, picar carne y frutas, el rallador eléctrico realmente puede ofrecer una gran ayuda en la cocina, reemplazando muchas de las viejas e incómodas herramientas.

 

Elementos extra

Otros elementos extra muy útiles y funcionales son el bol externo con cierre ahorrador de frescor, particularmente útil para almacenar alimentos una vez rallados y mantener el aroma, y ​​el tapón para tapar la parte externa del rodillo o palas para protegerlos de posibles rayones y mantener la nitidez intacta.


Te interesa leer:

¿Te gustó este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
error: Content is protected !!